Estamos haciendo todo lo posible por llevar el poder nutricional de Bénet a tu casa en un término de 5 a 8 días hábiles, sin embargo, debido a las restricciones actuales, tu pedido podría tardar un poco más de lo esperado.

¿Por qué el colágeno es importante para el cuerpo?

¿Sabías que consumir colágeno, además de beneficiar la piel, podría fortalecer el corazón y las arterias? Así es, pero estos no son sus únicos beneficios. ¡Sigue leyendo y entérate de todo al respecto!

¿Por qué necesito colágeno en mi organismo?

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y uno de los más importantes, ya que con ella protegemos nuestros músculos. Sin embargo, con los años esta va perdiendo su elasticidad, lo que produce arrugas, estrías y dificultades durante procesos de cicatrización.

A partir de los 25 años de edad, y en especial desde los 35, el cuerpo inicia un descenso considerable en la producción de la cantidad de colágeno. Por esta razón, debemos reforzar en nuestra dieta diaria la dosis de esta proteína. Esto, en especial, después de los 50 años, período en el que pueden presentarse afecciones como la diabetes, la hipertensión o la artrosis que ponen en riesgo la calidad de vida de las personas. Piensa, además, que esta molécula proteica fortalece los músculos del corazón.

¿Qué es el colágeno y cómo lo consumo?

Es importante que tengas en cuenta que el colágeno  ayuda a la unión de las fibras musculares y estructuras, es el cemento de nuestro cuerpo. Por otro lado, mantiene el equilibrio en un gran número de componentes y es básico para conservar la elasticidad y suavidad de nuestra piel. También es esencial para el bienestar de los huesos, músculos, tendones, venas e intestinos.

Pero, ¿cómo activamos su producción en nuestro cuerpo? Muy sencillo. ¡Sigue estos consejos!

• Un sueño reparador: Cuando duermes bien, la melatonina desata sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Un buen nivel de esta mejorará la síntesis del colágeno.

• Ejercicio y buena alimentación: Aunque suene monótono es necesario. El ejercicio ayudará a fortalecer el sistema óseo y muscular. 

• Dieta baja en azúcares: Mantener una ingesta moderada de azúcares, sin sobrepasar los límites de almacenamiento de glucógeno, evita que el exceso de glucosa en la sangre se transforme en grasa. Así lo señaló  en 1995 el estudio Spunar, Eklund y Burt.

• Carnes: La carne magra es una importante fuente de esta proteína, pero debemos seleccionar muy bien las piezas que consumimos. Evita las grasas saturadas tanto como sea posible.

• Pescado azul: Incluye una buena porción de salmón dos veces a la semana. Es bueno para la salud cardiovascular y para el fortalecimiento de los huesos, músculos y la piel.

• Huevos y lácteos: Consumir huevos y leche trae múltiples beneficios en la formación  de colágeno. Es mejor consumir leche descremada para no aumentar los niveles de grasa.

Junto con una buena dieta, es recomendable utilizar un suplemento especializado que te ayude con este objetivo. Estudios clínicos demuestran que consumirlo así aporta grandes beneficios, ¡Incluso disminuye el dolor de las articulaciones! 

Bénet cuenta con productos como las gomas de colágeno y el colágeno hidrolizado que, sin duda, serán muy buenos aliados para que le ayudes a obtener a tu cuerpo todos los beneficios de esta proteína. ¡Cuanto más rápido comiences, mejor! 

 

whatsapp