Estamos haciendo todo lo posible por llevar el poder nutricional de Bénet a tu casa en un término de 5 a 8 días hábiles, sin embargo, debido a las restricciones actuales, tu pedido podría tardar un poco más de lo esperado.

¿A qué nos referimos cuando hablamos del PH en relación a la alimentación?

Con el paso de los años hemos comprendido la importancia que tienen la nutrición y la alimentación en la promoción de la salud y prevención de la enfermedad, incluso hemos llegado a entender que en gran medida una buena calidad de vida en términos de salud y capacidad funcional está fuertemente asociada con el desarrollo de buenos hábitos; siendo la sana alimentación parte fundamental de estos. 

Por eso ha sido de gran importancia conocer la influencia que tienen los nutrientes y componentes de los alimentos en nuestro cuerpo. Por ejemplo, desde hace algunos años se viene estudiando si el tipo de alimentación que lleve una persona puede afectar el PH de la sangre.

Existe un interés creciente por entender cómo los alimentos pueden influir de manera positiva o negativa en el nivel de acidez de nuestra sangre, y para comprender el nivel de acidez de algo, es importante saber qué es el PH.

HABLEMOS DE PH…

El PH es una medida que expresa el nivel de acidez que posee algo y está representado en una escala de 0-14, en donde los valores más cercanos a 0 tienen mayor acidez, y los valores más cercanos a 14 indican menor acidez. 

Por ejemplo: los ácidos gástricos presentes en nuestro estómago tienen un PH bajo porque son “muy ácidos”, mientras que el bicarbonato de sodio, que comúnmente conocemos, posee un PH más alto porque es “poco ácido”; a las sustancias que tienen este tipo de PH se les denomina sustancias alcalinas o básicas (lo contrario de lo ácido).

También es importante saber que hay algunas sustancias que están en el medio de la escala, y se les denomina sustancias de PH neutro (ni ácido, ni alcalino). Nuestra sangre, por ejemplo, tiene un PH de 7.35-7.45 en condiciones normales, es decir, es “ligeramente básica”. 

                                                        

¿CÓMO LOS ALIMENTOS AFECTAN POSITIVA O NEGATIVAMENTE EL PH SANGUÍNEO?

Cuando se habla de la influencia que puede tener un alimento en el PH de la sangre esto no es explicado únicamente por el nivel de acidez del alimento, sino por el incremento de ácidos orgánicos en nuestro cuerpo después de la absorción y metabolismo de los nutrientes; en palabras más sencillas se puede decir que lo que determina si un alimento tiene una influencia en la acidez de la sangre (tendencia a disminuir el PH), es el incremento  de sustancias ácidas consecuentes al procesamiento de los nutrientes. 

Algunas revistas de nutrición han relacionado la disminución del PH de la sangre con alteraciones que afectan la salud ósea; aunque también se ha mencionado que podría ser mitigado con un adecuado consumo de calcio, motivo por el cual las personas han hecho muchas especulaciones y han querido diseñar “dietas alcalinas” para evitar estas alteraciones.

Sin embargo, hay que saber que la influencia que tienen los alimentos en el PH sanguíneo NO ES ABSOLUTA, por varias razones:  

  1. La alimentación podría modificar el PH solo de manera leve. 
  2. Nuestro cuerpo posee mecanismos o sistemas mediante los cuales regula el PH sanguíneo o el nivel de acidez en la sangre; utilizando órganos como los pulmones y el riñón. 
  3. En un cuerpo sano estos mecanismos de regulación de la acidez se dan correctamente y son suficientes para controlar el cambio leve del PH inducido por los alimentos. 

¿QUÉ ALIMENTOS GENERAN UNA TENDENCIA A LA ACIDOSIS EN EL ORGANISMO?

Es importante entender que los alimentos de acuerdo con su composición también tienen un PH; y su influencia en el PH del organismo no es explicada por el sabor ácido, motivo por el cual en diversas ocasiones hay errores en la comprensión de cuáles alimentos pueden influir en el nivel de acidez de la sangre.

No todos los alimentos tienen una “carga ácida” para nuestro organismo haciendo que baje el PH sanguíneo, también hay algunos que lo alcalinizan.

Por ejemplo, en los estudios realizados se ha considerado que las carnes y los cereales tienen una “carga ácida positiva” (tendencia a disminuir PH sanguíneo), la leche y productos lácteos diferentes al queso, tales como yogurt también tienen “carga ácida positiva”, aunque más baja que los anteriores.

Por el contrario, la Revista de Medicina asegura que las frutas y las hortalizas son productores de compuestos alcalinos en la sangre, es decir, ayudan a normalizar los niveles de acidez . 

PARA PROTEGER TU SALUD DEBES TENER EN CUENTA:

  1. Que tu dieta no tenga carga ácida alta durante mucho tiempo.
  2. Lo que sí determina de manera muy contundente el cambio del PH de la sangre, es cómo están funcionando los mecanismos de control de la acidez, ejecutados por nuestros pulmones y riñón. 
  3. A mayor edad, más cuidadoso se debe ser con lo que se consume, ya que el envejecimiento y/o una enfermedad preexistente de los órganos reguladores pueden influir en el deterioro de las funciones de control del equilibrio ácido-base de la sangre. 

Ya lo sabes, es importante conocer la información relacionada con los alimentos que consumes y su PH y cómo esto puede llegar a afectar tu dieta. 

Conoce más sobre las vitaminas y los nutrientes que tu cuerpo necesita haciendo clic aquí.

whatsapp